jueves, 6 de enero de 2011

Lengüetas















Se llama música al conjunto de lengüetas, badanas, chasis y somieres, todos ellos elementos encargados de generar el sonido.

Las lengüetas son unas finas tiras metálicas que están fijadas en uno de sus extremos a un chasis de aluminio ó duraluminio. La sujeción se realiza mediante un remache. Estas lengüetas libres, al ser empujadas por el aire que movemos con el fuelle, tienden a volver a su posición original. De ésta manera se produce una vibración que genera el sonido.


La frecuencia a la que vibra una lengüeta no depende de la intensidad del aire que la mueve, siempre se mantiene estable. La frecuencia a la que oscila una lengüeta depende de su longitud y de su espesor: a mayor longitud ó mayor espesor la nota es más grave. Para evitar que las lengüetas más graves sean demasiado grandes, se les coloca en la cabeza (extremo libre) un pequeño contrapeso.

Para afinar una lengüeta hay que limarla. Si lo hacemos en su base, la frecuencia baja, si lo hacemos en la cabeza, la frecuencia sube.

Características como el tipo de material ó la anchura de la lengüeta, hacen que cambie el timbre del sonido. El grosor del chasis influye en que la nota se mantenga sonando más tiempo.

Según su calidad, las lengüetas se clasifican en varias clases (de menor a mayor calidad):












Standard




























A Mano


En la cara contraria a la que va montada cada lengüeta, se pega una badana de piel ó plástico, que se encarga de cerrar el paso al aire cuando viene del sentido contrario al que debe hacer vibrar la lengüeta. Sobre las badanas que son largas, se coloca un refuerzo que ayuda a que no se doblen y cierren mejor. Es importante que la badana no sea ni demasiado blanda como para que se deforme y no cierre bien, ni demasiado rígida como para que al tocar un pianísimo no la podamos mover.

Los chasis se montan sobre unos soportes de madera ó plástico (en los modelos de gama baja), para fijarlos se usa una cera especial y en algunos modelos, unos pequeños clavos. Cada chasis tiene un hueco en el somier y se fija en él, éstos compartimentos están comunicados con unos agujeros (alvéolos) por los que entra el aire. El somier se monta sobre la placa de armonía, de manera que los alvéolos de ambos elementos se comunican.















En un acordeón con dos ó más voces, las lengüetas que suenan para una misma nota pueden tener diferentes niveles de "desafinación" entre ellas, para conseguir un sonido más brillante. Normalmente se afina una lengüeta a la frecuencia de la nota y la otra lengüeta ligeramente por debajo ó por encima. El efecto conseguido es una alternancia de nivel en el sonido (vibrato) que es mayor cuanto mayor es la diferencia de frecuencias.

A cada afinación se le conoce con un nombre diferente, los puedes ver aquí ordenados de menor a mayor vibrato:

Mate ó seco

Semiseco ó medio swing

Swing

Americano atenuado

Americano

Celeste

Mussette


Fuentes:
https://sites.google.com/site/elacordeondiatonico/organologia

4 comentarios: